+34 93 318 05 43 secretaria@oessj.org
Print Friendly, PDF & Email

La Delegación de la Orden en Orihuela-Alicante recibió el pasado 18 de mayo la visita de S.E. el Lugarteniente, el Excmo. Sr. D. Juan Carlos de Balle y Comas, quien tras la recepción a su llegada por parte de las damas y caballeros de la Delegación, acudió a la Basílica de Santa María de la ciudad de Alicante —sede canónica de la Orden—, donde se celebró la Sagrada Eucaristía, oficiada por el Prior de esta delegación, el Ilmo. y Rvdmo. Sr. D. José Francisco Rayos y Gutiérrez, asistido por el Rvdo. Sr. D. Miguel Cano y Crespo, Rector de la Parroquia de San Bartolomé de Petrer. En la homilía, D. Francisco agradeció, primeramente, la presencia del Lugarteniente en la diócesis, pasando a resaltar la labor de la Orden en Tierra Santa y el compromiso de todos sus miembros con los proyectos pastorales y asistenciales que la Orden sostiene en este territorio, azotado en estos momentos por una cruenta guerra, rogando por el regreso de la paz, el respeto y la estabilidad entre sus habitantes. Al acto asistió un nutrido grupo de damas y caballeros.

Finalizada la ceremonia se pasó a la Sala Capitular, donde hubo una reunión en la que comenzaría tomando la palabra S.E. el Lugarteniente, destacando la preocupación por la lamentable situación en Tierra Santa y haciendo un balance de los proyectos financiados por la Orden y las aportaciones económicas que se han hecho llegar al Patriarcado. Finalmente, S.E. el Lugarteniente comunicó a todos los miembros de la Delegación la renovación de su cargo como Delegado al Caballero Comendador Ilmo. Sr. D. Bernardino Roca de Togores y Cerdá, quien agradeció la confianza puesta en él por parte del Lugarteniente y manifestó la fidelidad, apoyo y colaboración de todos los miembros de la Delegación, alentando a seguir firmemente participativos en todas las actividades en pro de los objetivos requeridos por la Orden en un ambiente de verdadera hermandad y profunda espiritualidad bajo el manto protector de nuestra excelsa patrona la Virgen de Palestina.

Tras una breve visita exterior por algunos lugares emblemáticos de la ciudad, como la Concatedral de San Nicolás, el Ayuntamiento, el Paseo Marítimo y la Explanada de España, se ofreció un almuerzo de hermandad al Lugarteniente, donde se siguió hablando, de manera distendida, pero con firme compromiso, de los proyectos y actuaciones de la Delegación en los próximos meses.